«Tengo que ser valiente en la vida tomando decisiones». Esa es la frase que define a David Rodríguez de Prado (Valladolid, 1992). El vallisoletano es el Director Deportivo del área de Fútbol Base y entrenador del Juvenil División de Honor del Alcorcón. Afronta una temporada compleja por la situación que estamos viviendo en España en dos puestos de responsabilidad dentro del club alfarero. Hombre de fútbol, David Rodríguez asalta este reto «con mucha ambición y hambre».

Pregunta: Lo primero es preguntarte por el proyecto que está formando el Alcorcón, ya que eres entrenador del División de Honor y director de la cantera alfarera, ¿qué tal está yendo todo para David Rodríguez?

Respuesta: Bueno, analizando todo un poco de manera específica, a nivel de entrenador es una experiencia muy bonita. Un reto que lo afrontamos con mucha ilusión, ya que es la categoría que siempre me ha gustado entrenar. Es lo más alto del fútbol juvenil español y me parece bastante profesional, empezando por los propios jugadores. Va a ser un reto bonito y apasionante, en el cual sumaremos experiencias. Al final es eso. Sumar experiencias que me hagan ser mejor entrenador y más preparado para el fútbol profesional, que es el objetivo que tengo en mente.

Y por el otro lado, la parte de la cantera. Yo soy coordinador de metodología de fútbol base. Al final es mucho volumen de trabajo a nivel deportivo, de confección de plantillas, de cuerpos técnicos, entrenadores… Con lo cual es una experiencia que me ha tocado vivir para estar en el club y muy feliz de afrontar este proyecto de formar conjunta.

«El objetivo de la cantera es ser una referencia para los jugadores»

P: Sobre esa metodología de la cantera, ¿cómo es el trabajo que se realiza en la cantera del Alcorcón?

R: En este punto hay que diferenciar lo que era y lo que pretendemos ser. La verdad que el fútbol base del Alcorcón no es una referencia, ni a nivel nacional ni local. Nosotros lo que pretendemos es crecer como estructura a través de una identidad que nos defina en todos los equipos y tratar de hacernos fuertes. Primero a nivel local en el entorno más cercano, cogiendo peso frente a otros clubes de peso, y segundo a nivel nacional. Por lo tanto, lo que vamos buscando es definir esa identidad que nos represente en los campos, tanto jugando como de manera conductual. Es cómo queremos ser y eso requiere un trabajo de mucho volumen.

Ahora mismo lo que estamos haciendo es sentar las bases, sobre todo adaptarnos a la situación que nos ha tocado vivir. Estamos haciendo una adaptación de lo que queremos. Sobre todo, lo que debemos tener son equipos completos para poder competir. Luego, iremos trabajando durante el año con los entrenadores y la estructura. Iremos definiendo la ruta que queremos llevar. De momento, la llegada ha sido compleja por la situación presente. No obstante, el objetivo es ser una referencia para los jugadores. Ellos tienen que ver que el Alcorcón es un escaparate interesante e importante que les acerca al fútbol profesional. Trabajar en una continuidad y promoción interna dentro del club que les permite crecer.

«Asumo los cargos con mucha ilusión y ganas»

P: Adentrándonos en la faceta del David Rodríguez entrenador, ¿por qué el equipo juvenil y no el filial del Alcorcón?

R: El club es el que se pone en contacto conmigo. Me proponen la opción de ser entrenador del juvenil División de Honor y, al mismo tiempo, ser la parte responsable del área deportiva de la cantera. Yo asumo el cargo con mucha ilusión y muchas ganas. Más aun teniendo en cuenta la profesionalización del juvenil este año, junto al filial y el primer equipo. Los tres conjuntos dependen de la dirección deportiva. El trabajo es la unión de ambos cargos, siendo nexo entre las dos partes. Se espera un desarrollo desde el Juvenil B hacia abajo.

«Buscamos una identidad para el club, más que un estilo»

P: ¿Cuáles son los objetivos que se plantean para el División de Honor?

R: Para el División de Honor, de la forma más sincera posible, te diría que la permanencia. Es decir, sabemos cuál es el recorrido del Alcorcón en la categoría. Es un equipo que en las últimas temporadas ha sufrido. Vivió ese descenso a Liga Nacional, luego recuperó la categoría, y siempre ha frecuentado la salvación en las últimas jornadas. Con lo cual, debemos afianzar el proyecto manteniendo la categoría. También, tal y como se ha dado el nuevo formato, clasificándose los cinco primeros [a la Segunda Fase de Copa de Campeones], podría ser un objetivo a corto-medio plazo. Asegurarnos la permanencia en marzo sería lograr el plan antes. A partir de ahí, luchar sin presión contra otro tipo de rivales. Somos realistas y conscientes de la situación que nos está tocando vivir. Estamos para que los futbolistas puedan crecer. El objetivo del club es formar jugadores para el fútbol profesional. Por lo tanto, no miramos tanto a nivel colectivo, sino más en lo individual. Que haya muchos chicos que puedan tener esa experiencia en filial y, por qué no, en un futuro se puedan acercar al primer equipo u otros clubes profesionales.

«Hay que ser ofensivos, queriendo tener el peso del partido»

P: ¿Cuál es el estilo de juego que más te gusta?

R: Quizás lo más importante sea la identidad, más que un estilo. Yo no creo en nada definido o fijado. Sí que creo tenemos que vivir el día a día fijándonos en cada contexto o situación. Sin embargo, te reconozco que esa identidad que buscamos es la de un equipo valiente. Soy un entrenador joven, que sabe lo que quiere y de dónde vengo, que es el barro, por lo que tengo que asumir esfuerzos y sacrificios. Tengo que ser valiente en la vida tomando decisiones. Eso es lo que quiero que representen mis equipos. Que no se especule, que se tenga claro que solo vivimos una vez, y que el objetivo sea ganar y competir en cada momento.

Dentro de esa propuesta, además hay que ser ofensivos y agresivos, dentro del buen entendimiento de la palabra, disputando cada duelo y ganando cada acción. Al final lo que pretendemos es tener la iniciativa en cada partido, ya sea con balón o sin él, dominando y teniendo el peso del partido. Lógicamente, es complejo en la categoría que competimos y frente a los rivales que nos enfrentamos, pero se trata de ir en busca de ese camino. Estamos comenzando. Cuando tú quieres construir una identidad, sabes que es un proceso lento, que tienes que ir superando los obstáculos que te vaya presentando el camino. Pero eso es lo que puede ser un poco la identidad de David Rodríguez entrenador, ser una persona con mucha ambición, con mucha hambre. Eso es lo que queremos transmitir a todos los equipos de la cantera.

«Tenemos que coger el ritmo de competición todavía»

P: Ya has hablado de que ha sido un inicio complejo, con una pretemporada atípica ¿Qué puede decirnos David Rodríguez de esa preparación del equipo?

R: Como has comentado, ha sido una pretemporada atípica para todos, no solamente para nosotros. Quizás hemos tenido menos ritmo competitivo. No hemos podido jugar prácticamente amistoso, hemos jugado solo un par de partidos en toda la pretemporada. Con lo cual, somos consecuentes y que a lo largo de la temporada y, especialmente, en las primeras jornadas de competición, necesitamos ir cogiendo ese ritmo y esa identidad de lo que hemos hablado. Nos tenemos que adaptar al nivel logístico, de instalaciones y de estructura. Hemos hecho un esfuerzo para intentar profesionalizar el juvenil, lo que nos permite que, si hay una baja en el filial, un jugador del División de Honor puede cambiar de campo y subir.

Tenemos el hándicap de tener muchos jugadores que no los tenemos en el día a día, ya que los tenemos en el filial, e incluso por la situación actual que estamos viviendo, en el primer equipo. El juvenil tiene que adaptarse a esta situación y tiene que entender que lo que necesita es ser el soporte para que los otros dos equipos que están por encima puedan entrenar en buenas condiciones. A veces tienes que entrenar sin portero, con falta de jugadores. El otro día, antes de ir a Pinto, teníamos 11-12 jugadores en el filial y sin porteros, por lo que va a ser un reto muy bonito en el que todos tenemos que apretar. Los chicos están trabajando muy bien. Por lo tanto, te tienes que reconstruir e ir haciendo cada día. No es excusa tampoco.

«La primera parte en Pinto fue buena, pero en la segunda nos dividimos mucho»

P: ¿Qué tal ese primer partido contra el Atlético de Pinto saldado con derrota?

R: La primera parte en Pinto consideramos que fue buena. Hicimos lo que estábamos buscando, yendo a por la espalda de los carrileros y esos hombres exteriores en línea defensiva, transitando de forma vertical. La segunda parte, en cambio, el equipo sufrió esa falta de ritmo competitivo. Nos dividimos mucho y ellos estuvieron más acertados jugando de una manera directa, buscando esas segundas jugadas a las que nosotros no llegábamos. Se llevaron el partido y es una situación que puede ocurrir. Es una lástima, ya que consideramos que teníamos el partido en la primera parte dominado, pero son cosas que pueden ocurrir. Es la jornada uno y estamos empezando a competir. Como te digo, pasarán las jornadas y el problema es que es un formato de competición corto, por lo que necesitamos ir construyéndonos mientras vamos compitiendo y sacando puntos.

«Es especial el partido contra el Valladolid, pero vamos a por los tres puntos»

P: Y para este fin de semana será un partido muy especial para David Rodríguez [el sábado se disputa el Alcorcón – Valladolid correspondiente con la jornada dos].

R: La verdad que sí. Yo estuve en el Real Valladolid durante tres años en distintas funciones. De hecho, nos enfrentamos a una generación la cual tiene algún jugador que he entrenado. Al final, yo soy de Valladolid y tengo cierto cariño por el equipo, pero no dejan de ser tres puntos vitales para conseguir la primera victoria. Vamos a competir contra un rival que considero el favorito. No solamente de esta Primera Fase, sino que realmente, si mantienen ese ritmo competitivo que deben de tener por equipo y por nivel individual, los considero favoritos para toda la División de Honor. Especialmente por el formato, que te mantiene los puntos de la Primera Fase. Entonces, para mi es un partido bonito y con cierto aspecto emocional, pero no deja de ser un rival más al cual queremos intentar ganas, como a todos.

P: Muchas gracias por la entrevista. Suerte para el partido del sábado y para lo que resta de temporada.

R: Gracias a ti.

Foto: AD Alcorcón