Conocemos al capitán del Trival Valderas, Dani Martínez, que nos habla del ascenso que acaban de lograr a la categoría Juvenil División de Honor. El lateral izquierdo nos cuenta la temporada que han realizado y cómo han llevado la cuarentena.

¿Cómo es Dani Martínez, en lo personal y en lo deportivo?

En lo personal me considero una persona muy extrovertida, siempre me gusta hablar con todo el mundo. Soy risueño, me gusta gastar bromas y me encanta hablar con la gente. Lo típico, soy muy amigo de mis amigos. En lo deportivo, me considero una persona ambiciosa, trabajadora, es decir, pienso que la clave para todo en el fútbol es el trabajo y el esfuerzo. Nunca ponerme límites, y trabajar con ambición y con ganas.

¿Cuándo llegas al Trival Valderas?

Llegué en Benjamín de segundo año, y esta, si no me equivoco, ha sido mi décima temporada en el Trival.

¿Cómo estás llevando la cuarentena? ¿Seguís trabajando con el míster? ¿Cómo lo estáis haciendo?

La cuarentena como todo el mundo. Al tener clases online de la Universidad lo he llevado bien. Con respecto al fútbol, hemos seguido entrenando en casa. Hemos tenido parte táctica viendo vídeos de rivales y partidos que hemos hecho. Hemos tenido también una parte psicológica con los dos psicólogos que tenemos en el equipo, haciendo juegos y dinámicas. Todos los días, antes de que se permitiera salir a hacer deporte a la calle, hemos estado trabajando cuatro días por semana con el preparador físico, y ahora lo hemos adaptado dos días en casa y dos días fuera.

Como ya sabes la RFEF anunció la finalización de la temporada y por tanto el ascenso a la División de Honor, ¿cómo reaccionasteis a la noticia? ¿os hubiera gustado finalizar el año en el campo?

Primero, con la incertidumbre de no saber lo que iba a pasar, aun así, seguimos trabajando y entrenando. Luego empezaron a llegar los primeros rumores, aunque tampoco queríamos hacernos ilusiones. Una vez se hizo oficial el ascenso, el grupo empezó a mandar mensajes de los entrenadores y los jugadores felicitándonos, y luego también por vídeo llamada nos juntamos para hablar y comentar la situación.

La verdad que sí, nos hubiera gustado finalizar en el campo, donde nos lo merecíamos y donde lo hubiéramos conseguido si se hubiera acabado la temporada, pero al fin y al cabo son situaciones que se dan. Quizá no hemos tenido la euforia con la que se hubiera celebrado en el campo, pero estamos muy orgullosos del trabajo que hemos realizado durante todo el año.

¿El objetivo de la temporada era ascender desde el principio o fue surgiendo?

El objetivo no estaba del todo claro. El año pasado ascendimos de Autonómica a Nacional, teníamos muy buen equipo y una gran parte hemos continuado, por lo que la base era buena. Aun así, la Nacional era una categoría nueva y no sabíamos cómo iba a ser el año. Tampoco nos pusimos un objetivo desde el inicio. Tuvimos un comienzo muy bueno, en la segunda jornada ya íbamos primeros. A lo largo de todo el año estuvimos arriba, aunque no ha habido un objetivo inicial de ascender. Conforme fueron pasando las jornadas yo creo que todos éramos conscientes del potencial que teníamos, y prácticamente a mitad de la primera vuelta comenzamos a verlo claro.

¿En qué posición del campo saca lo mejor de sí Dani Martínez?

Creo que de lateral izquierdo. Este año he alternado de central y lateral, e incluso algún partido tuve que jugar de mediocentro, pero sobre todo en el lateral izquierdo es en la posición donde más destaco y donde más he jugado. De central también habré jugado siete u ocho partidos, pero yo creo que de lateral izquierdo es donde mejor me desenvuelvo.

¿En qué situación ves al equipo para la temporada que viene?

Habrá que verlo, es diferente. Tengo que decir que hay una buena base. El equipo de esta temporada era la mitad de tercer año y la otra mitad de segundo, por lo que hay una base de unos diez o doce jugadores que van a tener continuidad el curso que viene en Juvenil A. Puede ser positivo, la verdad que contar con jugadores que han tenido la oportunidad de jugar Nacional y de ascender a División de Honor significa que van a tener mucho terreno ganado para el año que viene.

Todos sabemos cómo es División de Honor. Si Nacional es una categoría difícil, División de Honor lo es aun más. Sí que es verdad que tendrán que llegar refuerzos. El Trival es un club sonado, es un club conocido en Madrid, y seguro que va a haber mucha gente que quiera jugar con nosotros.

El año que viene veremos el derbi Trival-Alcorcón, ¿hay mucha rivalidad?

La verdad que sí hay rivalidad. Al fin y al cabo, son los dos clubes más importantes de Alcorcón, y siempre hay rivalidad entre ellos. Tampoco creo que sea excesiva, es una rivalidad sana, pero sí que hay cierto pique en todos los enfrentamientos.

La última pregunta, ¿te has reflejado en algún jugador en el que siempre te hayas fijado?

Siempre desde pequeño mi ídolo ha sido Sergio Ramos, ha sido el jugador con el que más me he identificado. Es la referencia que tengo con respecto al futbolista profesional. Pero también hay muchos futbolistas que me gustan. Ramos me gusta porque ha alternado las dos posiciones, primero jugaba de lateral derecho y después se afianzó como central. Hay muchos laterales izquierdos que me gustan, como Lucas Hernández. Cuando jugaba en el Atlético alternaba esas dos posiciones, era muy polivalente y la verdad que lo hacía muy bien.

Imagen: Trival Valderas.