En Villanueva de la Serena, un pueblo a más de cien kilómetros de Badajoz, se respiraba este año aroma de ascenso. El equipo juvenil del UD la Cruz comenzaba la liga allá por septiembre sintiéndose favoritos y con el único objetivo de ascender a División de Honor. Los resultados empezaron a acompañar pronto pues la primera derrota se produjo más de dos meses después, en la jornada ocho y contra otro de los favoritos del grupo, el CD Diocesano.

Como si de un pequeño contratiempo se tratara, el equipo serón continuó con la misma dinámica que al principio de la temporada y siguió cosechando resultados positivos por todos los campos de Extremadura, llegando a aventajar al segundo clasificado con quince puntos.

Para poner los resultados en perspectiva, la segunda y última derrota de la Cruz Villanovense se produce en la jornada 19. Entre medias, tan solo tres empates y muchas victorias. Todo estaba saliendo a la perfección, solo faltaban un puñado de puntos para certificar el tan ansiado ascenso. Pero apareció el virus.

Como si de fichas de dominó se tratase, las ligas menores empezaron a suspenderse por toda España. El futuro era incierto para todos. Aun así, el líder de la liga nacional extremeña continuaba con los entrenamientos de forma individual por si les tocaba volver al verde a rematar la faena.

El 6 de mayo, durante una de estas sesiones grupales, los jugadores de la Cruz se disponían a entrenar como todos los días, pero con una salvedad, parte de la junta directiva del club estaba presente en la sesión. El motivo de esta inesperada visita virtual era ni más ni menos que oficializar el ascenso a División de Honor. Según el capitán del equipo, Antonio Morales, fue una gran alegría. En esta liga el primero asciende directamente sin jugar playoffs, por lo que me parece bastante justo para nosotros. Nos hubiera gustado celebrarlo en el campo, pero ha ascendido el equipo que más méritos ha hecho”.

Pero ¿cómo es la Cruz Villanovense? El conjunto dirigido por José González destaca principalmente por la intensidad con la que afronta los partidos. Sustentándose de un sistema defensivo férreo (solo 21 goles en contra) consiguen ejercer una intensa presión en todas las parcelas del campo, algo que viene precedido por la gran capacidad física que poseen.  A pesar de ser sólidos defensivamente no se les olvida marcar goles. Son el segundo equipo más goleador del campeonato con 68 tantos a favor. Uno de los factores que les hace ver puerta con facilidad es el balón parado. “Es una de nuestras principales virtudes. Trabajamos mucho en los entrenamientos los córners y las faltas laterales, tanto en defensa como en ataque. Somos un equipo con gran juego aéreo y hemos explotado al máximo esta cualidad”, confiesa Morales.

Además de los entresijos tácticos del equipo, el filial serón posee con un factor que difícilmente puede encontrarse en otros clubs. Cuenta en la plantilla con cinco jugadores que pertenecen a una de las generaciones más prolíficas de la historia del equipo. Desde benjamines hasta juveniles han conseguido cinco títulos ligueros y tres campeonatos de Extremadura, poniéndole la guinda al pastel con el ascenso a División de Honor. Además, la gran mayoría de los jugadores son del pueblo o de pedanías cercanas a Villanueva de la Serena, un matiz que le da un alto grado de familiaridad poco usual en la actualidad.

Después de tres años compitiendo en la liga nacional extremeña, la Cruz Villanovense volverá a codearse con los mejores filiales de España con el principal objetivo de conseguir la permanencia para alargar la experiencia tanto como se pueda y que las próximas generaciones del club tengan la oportunidad de soñar con jugar en la División de Honor.

Antonio Morales: “Llevo en el club desde los tres años. Para mí es un sueño jugar la División de Honor con este escudo”

Javier Tapia: “no contamos con los recursos de otros clubes, pero tenemos nuestras armas y las sabemos usar bien”

Óscar Muñoz: “Si trabajamos como hasta ahora, con esfuerzo y compromiso, no tengo dudas de que conseguiremos la permanencia”

Foto:  UD Cruz Villanovense