Anteriormente ya os habíamos hablado de la gran sorpresa del grupo A de DH1, el Marina Sport. En este artículo lo haremos de la otra gran sorpresa del DH1, en este caso del grupo B. Son dos los equipos que permanecen invictos tras las cuatro primeras jornadas en el DH1 B. Uno, el gran favorito para liderarlo, el Celta de Vigo. El otro, un equipo que está sorprendiendo a todo el mundo, el Conxo Santiago.

Conxo es una parroquia (una organización territorial muy propia de Galicia), del municipio de Santiago de Compostela. Se trata de uno de los centros más importantes de la periferia compostelana. En 1982 nacía el CD Conxo, un equipo centrado en el fútbol base que tenía que competir con grandes equipos de la región, como el Compostela y el Santiago CF a la hora de captar a los mejores jugadores de la ciudad. Pese a las dificultades, con el paso de los años el CD Conxo se fue situando como la academia más fuerte de Santiago. Posición en la que se ha afianzado definitivamente desde que en 2018 el club llegara a un acuerdo de fusión con el Santiago CF. Un acuerdo que hasta el momento ha resultado muy beneficioso.

Ya en su primera temporada en División de Honor, la pasada campaña, el nuevo Conxo Santiago, dejó buenas sensaciones. Cuando se suspendió la competición se encontraba en media tabla, con la salvación casi garantizada. En este curso las cosas no han empezado nada mal en el sur de Santiago. Junto con el Celta de Vigo, pero con un partido más, el Conxo Santiago es el único equipo que todavía no ha sufrido ninguna derrota en DH1 B.

La temporada empezaba con mal pie para el conjunto dirigido por Jesús Mella. El primer partido de la temporada, que debían disputar contra el Choco, tuvo que suspenderse debido a varios positivos en COVID 19. Así, su debut tuvo que esperar hasta la jornada 2. El Conxo Santiago sacaba un meritorio empate a 0 contra el Racing de Ferrol, en un partido con poca incidencia.

En su segundo partido, los de Jesús Mella debían enfrentarse a un equipo todavía más peligroso. El Conxo Santiago aguardaba en su estadio, el Municipal de Santa Isabel, al todopoderoso Deportivo de la Coruña. Contra todo pronóstico lograban rascar un empate ante un Depotivo que venía de golear por 5-1 al Calasanz. Los de Jesús Mella, lograron sobreponerse al tempranero gol de los visitantes y empatar el encuentro gracias al tanto de Suárez.

Con poco tiempo para descansar entre partidos, el equipo compostelano tuvo que enfrentarse en el partido aplazado al Choco. La falta de descanso paso factura y el Conxo Santiago no pudo pasar del empate a 2 en casa. De nuevo Suárez lograba anotar, pero la victoria se le resistía al conjunto pese al buen juego. Una victoria que por fin llegaría en esta última jornada. Los del sur de Santiago se tenían que enfrentar al colista del grupo, el Ural. El Conxo Santiago demostró su superioridad y resolvió el encuentro con solvencia. Sin pasar demasiados apuros el Conxo superaba por 1-3 al Ural y conseguía sus primeros tres puntos. Con esta victoria ya suman seis puntos y se sitúan en una tercera plaza que da acceso a Copa de Campeones.