Hace poco os hablábamos del Conxo Santiago, el último equipo imbatido del DH1, honor que perdió ante el CD Calasanz. En esta ocasión, precisamente le dedicaremos la atención a este pequeño club de A Coruña, que está sorprendiendo a todo el mundo y ya es uno de los equipos revelación de la temporada en DH1.

El CD Calasanz es un club ligado a una idea muy clara. La de formar jugadores, pero no solo en lo deportivo, sino también en lo personal como no podía ser de otro modo en un club que nace ligado a un colegio. El Colegio Calasanz de A Coruña, perteneciente a la orden religiosa de los escolapios. A esta alma mater del club, se sumó poco después el Club Deportivo Ciudad, club coruñés con el que todavía comparten colaboración.

Tras las malas sensaciones dejadas en el curso pasado, en su regreso de División de Honor, no le está yendo nada mal al Calasanz en esta primera vuelta. Por el momento, son cuartos del DH1 A, un grupo con grandes equipos. Además, cuentan con un partido menos que la mayoría de sus rivales, por lo que podrían estar todavía más arriba. En este sentido, no han tenido suerte en el club coruñés, ya que en dos ocasiones han tenido que suspender su encuentro. Ante el Ural y ante el Lugo.

Pese a ello, y ser un equipo formado por muchos jugadores sin demasiada experiencia en División de Honor, el equipo de A Coruña está superando con creces las expectativas. Y lo está haciendo consiguiendo dos cosas muy importantes. Por una parte, está siendo un equipo muy fiable como local. Han ganado todos los encuentros que han disputado en el San Pedro de Visma. Por otro lado, está siendo un equipo con una gran capacidad de cara a puerta. Con 12 goles a favor, solo los dos gigantes del grupo, Celta y Deportivo, suman más tantos a favor. De hecho, han conseguido anotar en todos los partidos hasta el momento. Goles que han llegado de las botas de muchos jugadores, lo que demuestra la importancia del colectivo en el CD Calasanz.

Además, el CD Calasanz está pudiendo puntuar en casi todos los partidos frente a rivales directos. Acumulan solo dos derrotas. Pero una de ellas fue en la primera jornada, en un partido en el que se preveía perder, ante el Deportivo de la Coruña. El derbi coruñés es el único partido en el que los de Diego Martín Losada no compitieron y perdieron holgadamente por 5-1.

Pese a este mal comienzo el CD Calasanz pudo remontar rápidamente el vuelo y hasta esta última jornada, acumulaban cuatro partidos sin conocer la derrota. Los coruñeses cayeron a domicilio ante un Val Miñor Nigrán contra el que se encontraban empatados a puntos. Pero lo hicieron compitiendo hasta el último minuto. El partido se decidió con un tanto de los de Nigrán en el 86’. Un duro golpe para el club de A Coruña, que además ahora tiene que enfrentarse al rival más difícil del grupo, el Celta de Vigo. Un momento clave en la temporada del Calasanz, a dos jornadas de terminar la primera vuelta, que esperan poder solventar y terminar fuera de plazas de playoffs de descenso.