Tarde de partido en el Municipal de Santo Domingo para disputar el encuentro que acontecía a la jornada 29 del campeonato Juvenil División de Honor, Grupo 5 de Madrid entre la AD Alcorcón y la UD Extremadura.

Dos situaciones muy diferentes vivían ambos conjuntos. Para el Alcorcón el partido era una final que, de conseguir finalmente la victoria, esta le otorgaría la opción de permanecer una semana en la pelea por eludir las posiciones de farolillo rojo de la tabla. De no conseguirlo, el conjunto alfarero diría adiós prácticamente a todas sus posibilidades de mantener la máxima categoría del futbol juvenil. Los amarillos venían de una serie de partidos en los que no habían conseguido sacar los puntos necesarios para estar afrontando este último tramo de liga de una forma mucho más cómoda. Capaces de lo mejor y de lo peor, el equipo de Juanjo San Román durante sus últimas tres semanas ha sido capaz de alcanzar los picos más altos, como ganar hace dos semanas al Diocesano en un choque directo por mantener la categoría o dar una muy buena imagen en Valdebebas la semana pasada, mientras que la cruz llegaba en el empate contra el Canillas, donde tuvieron que remontar y sobreponerse a un 2-0 endosado por un conjunto ya descendido.

Por su parte, el Extremadura es de los pocos equipos de la categoría que no ve amenaza por ningún lado desde hace varias fechas. El conjunto extremeño en las últimas semanas se ha dedicado a vivir de las rentas, ya que matemáticamente no tiene opciones de optar a la cuarta posición. Esto ha hecho que de las últimas cuatro jornadas, en tres de ellas haya tropezado ante Real Madrid, Santa Marta y en la goleada de la semana pasada ante el Atlético de Madrid.

AD Alcorcón: Roberto; Raúl, Tiago, Rafa, Álex; Aitor, Luigi, Gallar, Higueruela, Rafa Diz; César.

UD Extremadura: Ángel; Ema, Caco, Gallego, Javi; Gonzalo, Josue, Lawal, Gabri, Pichón; Roberto.

El partido empezó muy tranquilo. El Extremadura no tenía ninguna necesidad de correr ni acelerar el partido y el Alcorcón no quiso salir demasiado acelerado por todo lo que estaban jugándose. El ritmo de juego era bajo y la posesión del balón se repartía entre ambos conjuntos en la zona del medio campo, principalmente.

Todo transcurrió con relativa tranquilidad hasta el minuto 26, cuando en una internada de Higueruela por la banda izquierda llena de fuerza y potencia le posibilitó la oportunidad de poner un buen centro tocado a una zona comprometida, entre el punto de penalti y el área pequeña, donde llegó desde atrás el goleador alcorconero, César, para poner con un remate poco ortodoxo pero muy efectivo con el pecho en ventaja a su equipo.

Se sucedían las ocasiones a partir del gol local. En el minuto 34 una pérdida peligrosa de Aitor, acabó en un corner a favor del Extremadura. Tras la reanudación del mismo, la defensa amarilla defendió bien la primera acción, pero en la segunda el balón suelto lo recogió un jugador del Extremadura y su disparo se marchó fuera. En esta ocasión, dos minutos más tarde, la tendría el Alcorcón de nuevo, en una falta a favor, cuyo remate posterior acababa en el larguero de la portería defendida por Ángel, aunque segundos después el asistente levantaba la bandera y el árbitro principal invalidaba la acción por fuera de juego.

Tendría la ocasión más clara el Extremadura de la primera parte en el minuto 38, a través de un remate que sacaba Roberto bajo palos, en una muy buena intervención del cancerbero local, que estuvo providencial ya que de haber subido este gol al marcador el tempo del partido habría cambiado.

La última aparición de este primar acto la tuvo en sus botas Luigi. El centrocampista alfarero chutó una falta directa que se marchó rozando la escuadra visitante.

En los segundos 45 minutos se repitió el inicio de la primera mitad: tranquilidad en los primeros compases, sin arriesgar ninguno de los dos equipos, ya que el partido estuvo lleno de pérdidas y transiciones que estuvieron cerca de mover varias veces el marcador para ambos conjuntos.

El Alcorcón reculó varios pasos hacia atrás buscando aprovechar los espacios que dejaba la zaga extremeña a su espalda, por ir a buscar el gol del empate. Avisaron de esto los locales cuando en el minuto 59, en un balón robado por Rafa, este buscaba un pase interior tras el desmarque de César a la espalda de los centrales, pero el árbitro de nuevo anulaba la jugaba por posición antirreglamentaria cuando ya se plantaba solo en el 1×1 ante Ángel.

Tras 25 minutos de la segunda, el Extremadura tenía mayor posesión de balón, aunque no tenía el control del partido, ya que abusaba del juego directo, ganando las segundas jugadas y disputas. Esto hacía que el Alcorcón cediera cada vez más metros al Extremadura, que optaba por ese plan de partido porque sus jugadores eran más físicos. En el minuto 73 llegaría la ocasión de mayor peligro para el Alcorcón, que pudo sentenciar el encuentro, cuando una buena pelota entre líneas de Aitor para Nacho, que solo contra el portero se jugó la vaselina y el cuero salió por encima de la portería.

A partir de aquí el encuentro entró en una fase en la que los cambios para perder tiempo, las interrupciones del Extremadura para dar refresco a los suyos, y los continuos parones propios de un final de partido tenso beneficiaron a los locales, que no pasaron excesivo peligro ante un Extremadura que se notaba que no tenía esa necesidad de buscar un gol de forma imperiosa.

Pitaría el colegiado el final del encuentro y con estos tres puntos, la AD Alcorcón respiraba y salía de posiciones de descenso, metiendo al Amistad (con un partido menos) y al Diocesano, tras su derrota en Vallecas ante el Rayo Vallecano. Por su parte, LA UD Extremadura afronta otra semana más tras su derrota otra jornada como quinto clasificado, en una posición que parece propicia para ellos esta temporada.