Asistimos al encuentro de vuelta de la Copa del Rey donde se volvían a ver las caras Atlético de Madrid y UD Las Palmas. Bien podría parecer que los amarillos habían aprendido la lección en el choque de ida, donde esperaron al tramo final del partido para sumar a su marcador y terminar con un 1-3.

En los comienzos el partido estuvo un tanto igualado, los visitantes no cogieron apuntes de la ida y los colchoneros se esmeraban como tienen acostumbrado a tocar balón, dominar el juego y finalizar con asiduidad amenazando la portería contraria.

Los visitantes eran eficaces en las acciones defensivas, pero en el minuto 16 Gustavo remataba a borde de área un balón bien definido pero que se iba ajustado al palo. Minutos después, en el 19 un balón a portería golpeado por Alberto Salido rebotaba en el palo y Gustavo volvía a rematar dentro del área, esta vez poniendo el primero en el marcador para los madrileños.

Llegados al 30 de partido, Ricard se guisaba una bonita jugada conduciendo dentro del área y regateando a la defensa amarilla, perdía el balón que le caía a Alberto de nuevo, que intentaba no perdonar, y remataba a portería intentando ajustarlo tanto, que se marchaba fuera por muy poco.

Por su parte la UD Las Palmas tenia sus propias ocasiones, Pedri regateaba y conducía hasta el borde de área y en el choque con la defensa, el balón le quedaba a Ojeda, que remataba con decisión uno que a punto estuvo, se iba por encima del larguero. El equipo lo intentaba, pero retenía balón en exceso sin jugar rápido ni de cara, y aunque alcanzaba el área rival en ocasiones contadas, le costaba llegar a la frontal y rematar.

El partido se iba al descanso con 1-0 y ambos equipos se retiraban para afrontar la segunda parte con más fuerza.

Los equipos salían con energía del descanso y el Atlético de Madrid empezaba ambicioso la segunda parte. En el 48 un potente tiro de Nacho era detenido por Marcos, el portero de las Palmas. Apenas después Castro se llevaba el esférico hasta dentro del área y le daba un buen pase a Alberto, al que le fallaba el remate. En el 54 Gabri, de la UD Las Palmas, que había salido en el descanso, sufría un falta en la frontal del área que Brian, el capitán, se encargaba de lanzar; el balón chocaba con la barrera en forma de Marco el numero cinco colchonero y se perdía por la banda perdiendo con ella la oportunidad del empate.

En el 62, un córner terminaba con un gol de Ricard que suponía el 2- 0 del partido. Apenas dos minutos después, Alberto ponía el 3-0 sentenciando, lo que no terminaba con los intentos de los madrileños; Roro, que salió en la segunda parte, daba un pase de tacón a Alberto que golpeaba desde el borde del área isleña, pero que se marchaba a un lado de la portería de Marcos. El partido con poco que decir ya, solo dejaba un intento de Pedri en el 86, que pegaba al esférico bien orientado, pero que se salía muy cerquita del palo de la portería de Christian.

Con un resultado final en el partido de 3-0 y de 6-1 en la eliminatoria, el Atlético de Madrid se clasificaba para los cuartos de final de la Copa del Rey de Juveniles.