Desde el inicio del partido, ambos conjuntos Atlético de Madrid y Real Valladolid peleaban por la posesión sobre todo en el centro del campo. A medida que pasaba el tiempo, el partido se volvía mas y mas zafío, pues faltaba juego y ninguno de los dos equipos lograba definir ocasiones claras y jugar al futbol; simplemente se centraban en desbaratar las ocasiones, si las hubo del contrario, y poco más.

Ya sobre le minuto 15 de la primera parte empezaba a verse acciones de juego; Dalisson y Adrián Carrión subían las bandas del Real Valladolid y Cedric presionaba casi en línea de fondo encontrándose a Iker para en frente. Salvando a este en velocidad, consiguió dar un pase desde la banda a Sergio, que remató delante de Maxi un balón que rebotó en el palo.

Poco después en el 23, Dalisson perdía un balón que llegó al área en un uno contra uno, Maxi provocó un penalti con una fea herida en la cara. Cedric se encargo del disparo, y el engaño a la derecha subió el 0 – 1al marcador.

Cedric y Sergio protagonizaron varias de nuevo, pero un paradón de Maxi despertó el jubilo en la grada.

El Real Valladolid despertaba y se ponía las pilas con su guardameta como buque insignia, y antes del descanso, en el 44 en una jugada magistral conseguían en 1 – 1.

Luismi y Cerro fueron los protagonistas abriendo el juego a la banda derecha y desde donde Oscar cambiaba al otro lado; apoyaba a Rafa en la jugada, y este batía la portería de Saldaña en una acción colectiva digna de ser recordada.

Ya en la segunda parte los locales arrancaron dispuestos a llevarse el partido. Tuvieron varias ocasiones claras, una de Rafa, que supero en velocidad a los centrales colchoneros, y se plató frente al portero, que sacó su pierna y evitó el regate del capi blanquivioleta. Y la otra de Luismi, que sacó Manu una vez que el portero fue superado.

En el 65 un error de David Gómez en un control a la salida del balón, dejo a Sergio solo frente a Maxi. El delantero no perdono y con una definición rápida finalizo y puso el 1 – 2 en le marcador.

Adrián Carrión, intentó como en otras ocasiones sacar la garra de su equipo, y aunque los locales se volcaron en ataque solo una ocasión de David Gómez estuvo a punto.

El pitido final hacía estallar la alegría del Atlético de Madrid, que mantiene su ventaja sobe el Real Madrid CF a 6 puntos a la espera del resultado de mañana frente al CD Leganés.