El Juvenil rojiblanco venció 3-0 al Athletic Club en la ida de los cuartos de la Copa del Rey Juvenil.

El partido comenzó con mucha intensidad obre todo por parte del Athletic Club, que subía rápido al ataque con un tiro de Azcona que despejó Alex Dos Santos y un par de saques de esquina que ponían en apuros desde inicio a la defensa rojiblanca. Poco después, Borja Garcés, recibiendo balón en el área rival, tiraba a puerta sin éxito. Los vizcaínos intensificaban el trabajo en banda derecha, liderados por Artola que con sus centros laterales y desborde creaban ocasiones de peligro para los rojiblancos, sobre todo cuando Aguirre, remataba un balón que detenía Dos Santos y rebotaba en el larguero.

Tras un saque de esquina a favor del Athletic Club, los de Manolo Cano salían al contraataque y Joaquín, aprovechando el despiste de la defensa rival, se quedaba solo frente al portero, hacía un autopase y estrenaba el marcador. Los colchoneros tomaban la iniciativa, Joaquín robaba en el medio campo y daba un pase interior a Borja que ponía el segundo con la puntera para ir al descanso.

 

La segunda mitad arrancó con un Athletic intentándolo en ataque a través de centros laterales, y el Atlético asentaba el partido y dominaba el juego Por su parte los vascos participaban en todas las acciones a máxima intensidad y los juveniles rojiblancos aprovechaban los espacios. Roro lo intentaba en un mano a mano con el portero y poco después Gio anotaba el tercero en un contundente y veloz contrataque.

El partido finalizaba tras el pitido arbitral, y el Atlético de Madrid marchará a Bilbao el próximo domingo con una holgada ventaja y listo para dar el salto a la final de la Copa del Rey Juvenil. Veremos luchar de seguro al Athletic Club de Bilbao por remontar una situación desfavorable y dar su mejor versión en casa.