Vuelta a empezar para una generación que afronta el reto más difícil de su historia, el de repetir un éxito único tras llegar a ser campeones de UEFA Youth League la pasada temporada. El reto es mayúsculo para el Real Madrid, pero apasionante y con varios cambios importantes para asumir tal desafío. Como equipo, su calidad está más que asegurada, al igual que el talento. Un equipo que, como marca la tradición, peleará por todo.

EL ENTRENADOR: JORGE ROMERO

El primer cambio de ellos, es la llegada de Jorge Romero. El técnico cordobés llega al equipo blanco procedente del Alcorcón “B”, donde consiguió un tercer puesto para los suyos, jugando play-off de ascenso sin tanta suerte, puesto que no logró ascender a 2ªB tras empatar a uno con el CDA Navalcarnero. Aun así, han sido varios los equipos que se han interesado en él gracias a la magnífica temporada en el equipo amarillo pero el Real Madrid ha sido el afortunado en hacerse con el míster.

Se formó en el Don Bosco y de ahí dio el paso a las categorías inferiores del Córdoba CF en 2010. La experiencia y el saber gestionar la plantilla en cada una de las situaciones hizo que diera el salto al equipo “B” para formar parte del cuerpo técnico. De hecho, logró salvar al equipo de descender a Tercera División tras la destitución de su entrenador en 2017. Este éxito hizo que el equipo renovara al técnico por tres temporadas más, aunque solo llegó a cumplir dos, ya que la AD Alcorcón le fichó para el filial en 2019. Cabe destacar que es un técnico bastante joven, ya que con tan solo 35 años puede presumir de tener una trayectoria interesante por la liga española que a más de uno le gustaría.

Así, Jorge Romero ya tiene experiencia en categorías de relevancia, puesto que en la temporada 2017-18 asumió el cargo del primer equipo de su ciudad natal, el Córdoba CF. Por ello, aunque a simple vista la categoría de Juvenil división de honor puede parecer muy por debajo de la Segunda División, podemos encontrar a jugadores de la talla de Mario de Luis (portero procedente del Rayo Vallecano), Álvaro Carrillo, Bruno Iglesias o Israel Salazar.

LOS JUGADORES A SEGUIR

Resulta difícil elegir un grupo reducido de jugadores en una generación tan exitosa y con tanto talento internacional, aunque son varios los que pintan a ser importantes en este apartado.

Álvaro Carrillo apunta a ser el gran líder desde la zaga. Su experiencia y prestigio internacional está más que contrastada, siendo convocado incluso con la selección Sub-19 la temporada pasada siendo juvenil de segundo año. En el caso del guardameta, su gran temporada a nivel futbolístico en la anterior División de Honor le hace volver a la que un día fue su casa y competir, junto con Lucas Cañizares, por una de las mejores porterías de la categoría.

Bruno Iglesias pondrá la creatividad y el sentido del juego, siendo el faro y uno de los jugadores más destacados de su generación. Mucho nivel cerca del área para ayudar a un Israel Salazar que quiere ser la referencia goleadora, tal y como ha demostrado en las categorías inferiores del club blanco. Los merengues tienen muchas esperanzas puestas en el que apunta a ser uno de los delanteros más destacados de España en el futuro.

Tampoco nos olvidamos de jugadores como Óscar Aranda (presente en el último Mundial Sub-17 con Brasil y con minutos en UEFA Youth League) o del italo-español Pau Russo, recientemente lesionado de ligamento cruzado. Rafa Marín, cuya experiencia y prestigio internacional también le avalan, podría ser el compañero de zaga de Carrillo en el eje de la defensa. Y, también, Javi Rueda o Lucas Alcázar, seguros de vida en la zona defensiva.

El Real Madrid tendrá el difícil reto de cuajar otra gran temporada (Foto: UEFA Youth League)

Estos tres últimos se han forjado en la cantera blanca, destacando a Álvaro e Israel, que han conseguido disputar minutos en la UEFA Youth League. De este modo, estos jugadores han logrado jugar con la selección española, lo que supone una enorme calidad futbolística que hará del equipo un gran hueso a lo largo de toda la temporada.

El primer partido de liga enfrentará al Real Madrid y Rayo Vallecano, duelo entre dos equipos que se conocen bastante bien tras haberse visto las caras en todas las temporadas, puesto que tienen una gran plantilla. La pasada campaña el equipo vallecano quedó el cuarto clasificado, por lo que no le pondrá las cosas fáciles a Jorge Romero en su primer partido liguero. El último partido que enfrentó a ambos equipos en la pasada temporada quedó con el abultado marcador de cuatro a cero para el equipo merengue, por lo que habrá que esperar a ver cuál es el resultado en esta apertura liguera.

Real Madrid - Alcorcón

La formación preferida del míster en la AD Alcorcón “B” era el 4-2-3-1, por lo que habrá que ver si repite de nuevo este esquema de juego con el Real Madrid, o seguirá con el que utilizaba el equipo merengue el pasado año. Es un gran reto para el entrenador, ya que la pasada temporada el equipo consiguió hacerse con el título de la categoría, aunque no acabaron de disputarse todos los partidos debido a la pandemia, sino que le bastó con jugar 25 jornadas para quedar el primer clasificado con 66 puntos, sacando cuatro de ventaja al Atlético de Madrid, siendo estos dos los equipos más destacados de la liga, ya que el tercero fue el Real Valladolid con 49. Si todo marcha igual que la pasada temporada, y teniendo en cuenta la plantilla con la que cuenta el equipo blanco tendrá grandes posibilidades de acabar la campaña en la zona alta de la tabla. Merengues y colchoneros se verán las caras en la Jornada 6 del Subgrupo A, donde espera un gran duelo de cara a la segunda fase, la que permite el acceso a Copa de Campeones.