Los franjirrojos cayeron en la ida de cuartos de final de la Copa del Rey por 2-1 en un partido donde Álvaro García, habitual del Juvenil B, anotó un gol que puede valer oro. En la vuelta, un 1-0 sería suficiente para que los de Dongil se plantaran en semifinales. Los goles de los leones fueron obra de Mendibelzua y Cabo.

Con el Primer equipo a las puestas del ascenso, los juveniles pelean en Bilbao por un puesto en semifinales de Copa del Rey. Desgraciadamente las cosas no empezaban bein para los de Dongil. A los escasos seis minutos encajaban el primer tanto obra de Mendibelzua y tocaba remar contra correinte.

Migallón y Killer tuvieron la oportunidad del empate, pero los leones no dejaban y se blindaban en su campo. El Rayo Vallecano lo intentaba incasablemente una y otra vez, aprovechando el juego por las bandas, pero el gol no llegaba.

En la segunda parte, los vallecanos salieron enchufados, y al poco de salir a lterreno de jeugo, Álvaro García marcaba y movía el marcador con un disparo desde la esquina izquierda del área. Habitual con el Juvenil B, había sido convocado por el Msiter como premio a su gran temporada, y devolvió el cariño al equipo.

Al poco, Cabo anotó el segundo de los de Lezama con un tiro y marco el definitivo 2-1. El Rayo Vallecano se lleva un resultado no del todo malo para la vuelta en Vallecas, donde seguirán luchando por levantar un título en un año épico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here