Los franjirrojos cayeron en la ida de cuartos de final de la Copa del Rey por 2-1 en un partido donde Álvaro García, habitual del Juvenil B, anotó un gol que puede valer oro. En la vuelta, un 1-0 sería suficiente para que los de Dongil se plantaran en semifinales. Los goles de los leones fueron obra de Mendibelzua y Cabo.

Con el Primer equipo a las puestas del ascenso, los juveniles pelean en Bilbao por un puesto en semifinales de Copa del Rey. Desgraciadamente las cosas no empezaban bein para los de Dongil. A los escasos seis minutos encajaban el primer tanto obra de Mendibelzua y tocaba remar contra correinte.

Migallón y Killer tuvieron la oportunidad del empate, pero los leones no dejaban y se blindaban en su campo. El Rayo Vallecano lo intentaba incasablemente una y otra vez, aprovechando el juego por las bandas, pero el gol no llegaba.

En la segunda parte, los vallecanos salieron enchufados, y al poco de salir a lterreno de jeugo, Álvaro García marcaba y movía el marcador con un disparo desde la esquina izquierda del área. Habitual con el Juvenil B, había sido convocado por el Msiter como premio a su gran temporada, y devolvió el cariño al equipo.

Al poco, Cabo anotó el segundo de los de Lezama con un tiro y marco el definitivo 2-1. El Rayo Vallecano se lleva un resultado no del todo malo para la vuelta en Vallecas, donde seguirán luchando por levantar un título en un año épico.