El Deportivo de la Coruña no tuvo muchas opciones en Lezama ante el Athletic Club (4-0), en el partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey. Los locales fueron superiores y apenas dieron respiro a los deportivistas, que pese a las adversidades plantaron cara y lo intentaron.

Este resultado hace caer al equipo de La Coruña dirigido por Rubén Coméndez de la competición de la Copa del Rey, puesto que en la ida disputada en Abegondo también vencieron los vascos (3-4).

Con este partido, el Juvenil A pone el punto y final a la competición oficial esta temporada.